Cómo Hacer Leche de Avena

La leche de avena es simplemente agua y copos de avena mezclados que luego se cuelan para que no haya pulpa. El resultado es una bebida de avena casera fácil y cremosa.

Qué Es la Leche de Avena

La leche de avena es una bebida vegetal que se fabrica extrayendo el material vegetal de los copos de avena con agua. Tiene una textura cremosa y un como es de imaginar, su sabor es muy similar al de la avena, hasta convertirse en una de las favoritas.

El aumento del interés por los alimentos de origen vegetal, en combinación con la preocupación por el bienestar animal y de reducir el impacto ambiental, ha impulsado el consumo de leche de avena.

A diferencia de la leche de vaca y otras leches de origen vegetal, el proceso de fabricación de la leche de avena produce pequeñas cantidades de dióxido de carbono y nada de metano (bajas emisiones de gases de efecto invernadero), y requiere un uso relativamente bajo de agua y tierra. Además, la producción de leche de avena requiere 15 veces menos agua que la leche de vaca y 8 veces menos que la leche de almendras.

En general, la avena es un cereal muy completo y equilibrado nutricionalmente. Sus propiedades son perfectas para personas intolerantes a la lactosa, celiacos y para dietas veganas. Si la comparamos con la leche de vaca, la leche de avena tiene un número similar de calorías, menos grasa y bastantes más carbohidratos, pero mucha menos proteína. Como todas las leches de origen vegetal, puede enriquecerse con nutrientes específicos durante su fabricación.

En este caso, vamos a preparar una bebida de avena muy saludable con ingredientes naturales, que además está deliciosa y es muy fácil de hacer.

Trucos y Consejos

La leche de avena es muy fácil de hacer en casa… pero necesitas conocer unos trucos.

Si cuelas la leche con una bolsa para leche de nuez (muselina) o un colador de malla fina, el proceso será muy rápido, pero dejan pasar demasiada pulpa, por lo que la leche algo viscosa. Si por el contrario usas una camiseta o un colador de tela, tendrás una leche suave, pero el proceso es más largo.

  • Mezclar demasiado puede hacer que la leche de avena tenga una textura viscosa, así que mezcla durante unos 30-60 segundos.
  • No hace falta dejar en remojo los copos de avena antes de meterlos en la batidora.
  • Calentar la avena puede hacerla también viscosa, por lo que es mejor usarla para preparar bebidas frías.
  • Colar la leche dos veces nos permite eliminar el exceso de almidón, y evita que la leche sea viscosa, pero tardas más tiempo.
  • Si quieres que la leche sea menos espesa, añade algo más de agua.
  • Para mejorar su sabor, puedes añadir extracto de vainilla, cacao en polvo o incluso fresas.

Qué hacer con la pulpa de la avena que sobra

Puedes hacer muchas cosas, como galletas, añadirlo a tu smoothie favorito, algún tipo de pan, tortitas… o también puedes compartirlo con tu mascota.

Cómo conservar la leche de avena

Dado que no contiene estabilizadores ni aditivos, esta leche tiene una vida útil más corta que las que compras en el supermercado. Aún así, conservada en un recipiente hermético en la nevera, te aguantará al menos unos 5 días. Si la abres y huele raro, es momento de preparar una nueva.

Únete a la lista de correo

No te pierdas las cosas chulas que te mandamos al email y consigue la guía para llevar una vida más saludable.

Recetas con leche de avena

La leche de avena se toma igual que la leche de vaca, pero engorda menos. Puedes beberla sola, con edulcorante, con cereales o con cacao por ejemplo. 

Además, es perfecta para tomar con café y también combina estupendamente con el té, como en un chai latte o matcha latte. Eso sí, con su bajo contenido en grasa y proteínas no esperes una espuma igual a la de tu cafetería favorita.

Además, si la calientas puede ponerse algo espesa, por lo que recomendamos tomarla fría siempre que sea posible.

Qué Necesitas

Ingredientes

  • 100 gr de copos de avena
  • 800 ml de agua
  • 3 dátiles sin hueso
  • Una pizca de sal

Pruébalo con

Una batidora y licuadora potente.

Equipamiento

Cómo Hacer Leche de Avena Casera

PASO 1: Enjuagar y colar la avena debajo del grifo.

No es necesario dejarlos en remojo antes de tiempo.

PASO 2: Verter en la batidora todos los ingredientes y batir durante 30-40 segundos, hasta que la mezcla sea uniforme.

Antes de continuar, prueba la leche y comprueba que esté lo suficientemente dulce. Si no es así, añade un dátil más y mezcla de nuevo.

PASO 3: Colar la leche con un colador de tela (o una camiseta limpia).

Colar la leche de avena por segunda vez elimina cualquier resto de avena y consigue una leche más líquida y menos viscosa.

PASO 4: Pasa la leche a un recipiente de cristal hermético y de ahí a la nevera.

Puede conservarse en la nevera unos 5 días, o hasta que huela raro.

Cómo Hacer Leche de Avena

Imprimir Pin Puntuar
Una bebida de avena rápida, fácil de hacer y cremosa que es perfecta para combinar con té y con café.
No ratings yet
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo total 10 min
Raciones: 4 raciones
Calorías: 20 kcal

Material

Ingredientes
  

  • 100 gr copos de avena
  • 800 ml agua
  • 3 dátiles (sin hueso)
  • 1 pizca sal

Instrucciones
 

  • Enjuagar y colar la avena debajo del grifo.
  • Verter en la batidora todos los ingredientes y batir durante 30-40 segundos, hasta que la mezcla sea uniforme.
  • Colar la leche con un colador de tela (o una camiseta limpia).
  • Pasa la leche a un recipiente de cristal hermético y de ahí a la nevera.

Nutrición

Ración: 200mlCalorías: 20kcalCarbohidratos: 3.5gProteina: 0.6gGrasa: 0.3gSodio: 5mgPotasio: 13mgFibra: 0.5gAzúcar: 0.5gCalcio: 2.6mg
¿Has preparado esta receta?Menciona a @monkites usando el hashtag #monkites
Plato: Bebidas
Cocina: Fusión
Keyword: rápido, verano
Miguel Medina
Miguel Medina
Un eterno aprendiz de la vida. Mi objetivo es que disfrutes preparando bebidas deliciosas de forma fácil y sencilla.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Recibe cosas chulas en el correo

¡ÚNETE AL CLUB!

Además, podrás descargar las guías rápidas para hacer té de forma fácil.